Artículo

Encuentra tu espacio

LOS CAFÉS COMO UNA ALTERNATIVA SALUDABLE A LA OFICINA EN CASA


de Marcus Wermuth, 23 de septiembre de 2019

Trabajar desde cualquier lugar suena bien, pero ¿dónde está cualquier lugar? Es posible que trabajes desde casa o en una oficina normal, pero que quieras cambiar las cosas para bien. Los espacios de trabajo compartidos son una alternativa ideal, pero no siempre accesible, especialmente en las regiones suburbanas y rurales. Por otro lado, una cafetería puede ser una gran alternativa a la oficina en casa. Parece que hay cafeterías en cada esquina de nuestras ciudades y vecindarios. Con Wi-Fi gratuito, un ambiente sociable y lleno de energía, un sinfín de café y música de fondo relajante, las cafeterías se han convertido en un imán para los trabajadores de oficinas móviles.

Si tienes la suerte de trabajar en una empresa que se caracterice por la flexibilidad en el lugar de trabajo, es probable que en próximos días te encuentres trabajando desde una cafetería u otro lugar similar.

 

Dibujo de una cafetería utilizada como lugar de trabajo alternativo

 

Encontrar un ambiente de trabajo productivo puede ser tan simple como sentarse en el Starbucks más cercano. Toma en cuenta que el no encontrar un espacio adecuado para trabajar puede hacer que pierdas la concentración o que te echen de tu cafetería preferida. Para no perder tu profesionalismo, toma en cuenta estas recomendaciones cuando trabajes desde una cafetería:

 

¿El espacio está equipado para el trabajo a distancia?

Lo más importante, si quieres trabajar desde una cafetería concreta, es comprobar las instalaciones físicas. Si no propician el trabajo, probablemente no sea el lugar adecuado para ti. 

  • ¿Hay Wi-Fi y puedes usarlo, o puedes usar el plan móvil de tu teléfono para crear una zona con cobertura inalámbrica?

  • ¿Hay tomas de corriente disponibles en caso de que tu laptop se quede sin energía?

  • ¿Hay asientos cómodos con mesas que estén a una altura apropiada para escribir?

     

¿Qué (y quién) hay a tus espaldas?

Las cafeterías pueden estar muy concurridas. Si vas a participar en una videollamada, asegúrate de usar audífonos con supresión de ruido. Así podrás garantizar que no molestas a nadie más en la cafetería y proporcionarás un mejor audio para las personas que se encuentran del otro lado de la línea.

  • Si estás pensando unirte a una teleconferencia, ¿es tu ruido de fondo demasiado alto? (¡Hola, licuadoras!)

  • ¿Pueden otras personas ver la pantalla de tu laptop? Si es así, puede suponer un riesgo para la seguridad de la información. Ten cuidado con lo que estés compartiendo públicamente. 

  • Ten en cuenta lo que haya detrás de ti durante las videollamadas. Tus compañeros de trabajo no necesitan ver a los clientes entrar y salir de los sanitarios durante la reunión.

     

¿Te quieren allí?

¿Qué te parecería si un extraño se sentara en el cubículo de al lado por unas horas o unos días? Tu respuesta probablemente dependa de su actitud y profesionalismo. Es lo mismo en tu caso: Es probable que el personal de la cafetería desee que te retires si no estás siguiendo las reglas de etiqueta.

  • Cuando se trabaja en cafeterías, suele ser una buena costumbre ir haciendo compras regulares. Puede ser un café o una pasta. No seas un aprovechado. 

  • ¿Son bien recibidos en el local los trabajadores remotos? Es posible que otros antes de ti hayan echado por tierra la reputación de los trabajadores remotos y puede que el local no vea con buenos ojos que les montes ahí la oficina durante un largo rato.

  • Si tienes una cafetería favorita, no seas un extraño. Preséntate y hazte amigo de los baristas. Puede que la próxima vez el personal te recompense con tu bebida favorita. 

 

Trabajar desde cualquier lugar, incluidas las cafeterías, puede suponer un gran cambio de ritmo, pero recuerda que es importante tomarse en serio el trabajo desde cualquier lugar. Al fin y al cabo, el trabajo remoto sigue siendo trabajo. Independientemente de dónde te encuentres, si se trata de la cafetería de al lado, de la oficina de tu casa o de cualquier otro lugar, prepárate y tómatelo en serio. Y esperamos que esto se convierta en una rutina para ti, a medida que demuestres a tu equipo y a tu jefe que eres tan productivo en la oficina como en cualquier otro sitio.