El retorno a la oficina y la readaptación

Pangea temporary hotfixes here

Tras más de un año de teletrabajo, en muchos casos, hemos cambiado totalmente nuestra forma de trabar y colaborar; y ahora iniciamos el regreso a las oficinas empresariales. En la mayoría de los casos, el cambio es positivo. Por ejemplo, se ha demostrado que algunas reuniones podían haberse sustituido por un correo electrónico.

Es el momento de replantearnos nuestros hábitos y su utilidad. ¿Qué hemos aprendido sobre nosotros mismos y sobre nuestras rutinas trabajando desde casa? ¿Qué nuevos hábitos hemos adquirido y deberíamos mantener para que el trabajo sea mejor, más saludable y más gratificante? Veamos algunas de las conclusiones.

Consejo experto:

"Cambiar de postura frecuentemente es un buen hábito transferible de la oficina de casa a la oficina de la empresa. En casa, puede que no tengamos un espacio de trabajo dedicado, que nos movamos más, que nos levantemos para picar algo en la cocina o que utilicemos mesas o sillas diferentes. La regla general es que, por cada hora de trabajo ante el ordenador, deberíamos levantarnos una vez para movernos y estirarnos durante 5 minutos"

Foto de Grace Szeto

Grace Szeto, PhD
Tung Wah College (Hong Kong) - Profesora de Fisioterapia, miembro del consejo asesor de Logi Ergo Lab

PARA HACER UN BUEN TRABAJO HACE FALTA UNA BUENA ORGANIZACIÓN

En estudios sobre trabajadores del conocimiento, realizados en 2013 y en 2020, se constataron cambios significativos en la forma de trabajar. En casa es más fácil concentrarse en las tareas más relevantes y asignar prioridades. Por ejemplo, los participantes en los estudios pasaron un 12% menos de tiempo en reuniones numerosas y un 9% más interactuando con clientes y colaboradores externos. La nueva forma de trabajar también ha contribuido a que las personas asuman la responsabilidad de sus correspondientes agendas de trabajo. Se realizaron un 50% más de actividades por elección personal y sólo un 25% a petición de otros. Parece un hábito que merece la pena mantener.

Mujer en una videoconferencia

TRABAJO HÍBRIDO CON TODA NORMALIDAD

Dada la gran cantidad de experiencias de teletrabajo positivas, cada vez son más las empresas que consideran la posibilidad de combinar las jornadas de oficina convencionales con la opción de trabajar en casa algunos días. Este nuevo tipo de trabajo híbrido ofrece a muchas personas el máximo de ventajas. Pero para que el trabajo híbrido sea viable, debemos crear fluidez entre la oficina tradicional y la oficina doméstica. Es preciso organizar ambos entornos teniendo en cuenta nuestras necesidades específicas. El objetivo es tener dos oficinas con el mismo nivel de comodidad.

Organización de trabajo ergonómica

¿HAS MONTADO LA OFICINA EN TU HOGAR? HAZ TU OFICINA HOGAREÑA

Ahora que ya llevamos más de un año trabajando en nuestro espacio personal, va siendo hora de adaptar la oficina un poco más a nuestras necesidades. Los estudios demuestran que las plantas son buenas para el estado de ánimo y además pueden contribuir a incrementar la productividad en un 15%. Para acomodar una fuerza laboral híbrida o reestructuraciones de equipos, muchas organizaciones están rediseñando sus espacios. Es el momento de poner en práctica ideas audaces, desde dar cabida a juegos para romper el hielo a sugerir diseños de espacios que nos permitan trabajar con más comodidad y así ser más productivos.

Y después de tanta teoría es hora de entrar en acción. Ya sea en la oficina de la empresa o en un modelo híbrido de trabajo en casa y en la empresa, deberíamos crear un espacio de trabajo que refleje los hábitos saludables y productivos que hemos desarrollado practicando el teletrabajo. Porque puede que sea para siempre.

Más consejos para el bienestar

Explorar tecnología saludable